Montevideo se conmueve nuevamente con la trágica historia de Madama Butterfly

Hay obras que al momento de ser estrenadas, lejos de obtener el triunfo que su autor esperaba, son recibidas con frialdad por parte del público y se perfilan como un rotundo fracaso, pero que con el paso del tiempo las aguas toman su cauce y lo que un día comenzó mal acaba convirtiéndose en un clásico, un puntal del arte universal y un favorito de las audiencias de todos los tiempos. Es el caso de la ópera Madama Butterfly del compositor italiano Giacomo Puccini.

Esta ópera de renombre mundial es una de las más representadas a escala internacional y a más de cien años de su estreno continúa conmoviendo los corazones de quienes acuden a las salas a presenciar esta trágica historia de amor. Así ha sido desde el pasado 30 de noviembre cuando se estrenó Madama Butterfly en el Auditorio Nacional del Sodre (Servicio Oficial de Difusión, Representaciones y Espectáculos) en Montevideo, Uruguay. La obra, en cartelera hasta el jueves 6 de diciembre, cuenta con la participación de la Orquesta Sinfónica y el Coro Nacional del Sodre, con un elenco doble de artistas japoneses y uruguayos, destacando la soprano japonesa Eiko Senda, como Cio Cio San, y el tenor uruguayo Carlos Ventre, como B.F. Pinkerton, así como  Omar Carrión, Cecilia Díaz, Sandra Silvera, Andrés Presno, Gustavo Gibert y Stephanie Holm, todos bajo la dirección escénica de Pablo Maritano.

La obra está basada parcialmente en el cuento Madame Butterfly de John Luther Long, escrito en 1898, así como en  la novela Madame Chrysanthème de Pierre Loti, de 1887, y con un libreto en italiano de Giuseppe Giacosa y Luigi Illica, autores igualmente de los libretos de La Bohème y Tosca. Madama Butterfly es la historia trágica del amor de la geisha japonesa Cio-Cio San que deja atrás todo, familia, tradición, para casarse con B. F. Pinkerton, un oficial de la marina estadounidense, solo para verse poco después abandonada y traicionada por el oficial, quien regresa a su país y se casa con otra mujer. Luego de varios años, cuando Pinkerton vuelve a Nagasaki con su nueva esposa y se entera de que tiene un hijo, fruto de su breve matrimonio con Cio-Cio San, decide llevarse al niño para criarlo en Estados Unidos. Llena de dolor y decepción, Cio-Cio San de nuevo renuncia a todo, incluso a su hijo, y se quita la vida.

La versión original de Madama Butterfly fue estrenada el 17 de febrero de 1904 en La Scala de Milán, se trataba de una ópera en dos actos, de los cuales el segundo era extremadamente largo, alrededor de noventa minutos, lo cual era demasiado para el público italiano, por lo que la obra fue un rotundo fracaso. Puccini retiró la obra y le realizó varias modificaciones, la más importante fue dividir el extenso segundo acto en dos, incluyendo como paréntesis el aria Un bel di vedremo (Un buen día lo veremos), la cual terminó convirtiéndose en la pieza más célebre y emblemática de la ópera. En los años subsiguientes Puccini realizó una tercera, una cuarta y hasta una quinta versión de Madama Butterfly, y es esta última la que se considera como la versión definitiva y es la que más se representa en los teatros del mundo.

Así, la capital uruguaya se conmueve con estas presentaciones –un montaje clásico y de primer nivel–; desde nuestra ONG felicitamos y saludamos la iniciativa, comentó Pedro J. Torres.

FTP